Todos somos migrantes

El embajador de Ecuador en México, Leonardo Arízaga, señala en su artículo publicado en ese país que la construcción de un muro con México sería "un muro con América Latina". Foto: Presidencia de Ecuador

Por Leonardo Arízaga, embajador de Ecuador en México (*)

México, 17 feb  (Andes).- Velar por nuestros migrantes, defender sus derechos, trabajar con ellos, brindar asesoría legal, aclarar sus preocupaciones y acompañarles en momentos difíciles es una tarea medular en estos días.

Todos los representantes diplomáticos y consulares de la región lo estamos haciendo. En estos temas tenemos una sola voz, un sólo interés. La defensa y protección de los migrantes es una tarea de todos. Estamos seguros de que el Ecuador junto con México y el resto de países de América Latina y el Caribe, podremos hacer oír nuestra voz en beneficio de nuestros connacionales.

Hemos rechazado el muro –que en realidad sería un muro con América Latina- porque lo que queremos es construir puentes. Hemos trabajado de manera coordinada y coherente con México tanto a nivel bilateral como multilateral en esta materia. México contará siempre con nuestra solidaridad y apoyo.

Al igual que México, el Ecuador es un país de origen, tránsito y de destino de migrantes.  Tenemos a 3 millones de ciudadanos ecuatorianos residiendo en el exterior y a cientos de miles de extranjeros que habitan en territorio ecuatoriano. En el Ecuador viven más de 60 mil refugiados.

El canciller ecuatoriano Guillaume Long presentó el 10 de febrero de 2017, en Nueva York, las acciones para proteger a nuestra comunidad migrante frente a las nuevas políticas migratorias dictadas por los Estados Unidos de América. En ese país viven 1 millón de ecuatorianos.

Ante la amenaza de vulneración de derechos y de los intereses de nuestros connacionales estamos ejecutando un Plan de Contingencia Consular que busca promover los derechos de la comunidad migrante ecuatoriana residente en ese país, a través de la red de 14 oficinas consulares instaladas y decenas de consulados móviles. Daremos orientación jurídica y acompañaremos a nuestros connacionales para que estén debidamente informados sobre sus derechos.

La Constitución del Ecuador establece en su artículo 40 lo siguiente: “Se reconoce a las personas el derecho a migrar. No se identificará ni se considerará a ningún ser humano como ilegal por su condición migratoria.”

Nuestros migrantes no están solos. Todos somos migrantes.

(*) Artículo publicado en el periódico Excelsior de México. (Ver en Todos somos migrantes)

yp/gc