Síguenos:

Los "tesoros" escondidos de Mulaló y Quisapincha

13 de Enero de 2018 - 15:18
La piedra Chilintosa es uno de atractivos que posee la parroquia de Mulaló, en la provincia de Cotopaxi
Foto: Micaela Ayala/Andes

Estas poblaciones ubicadas en Sierra Centro de Ecuador poseen muchos atractivos para el turismo nacional y extranjero.

Quito, 13 ene (Andes).- El callejón interandino ecuatoriano posee grandes y hermosos paisajes donde turistas nacionales y extranjeros pueden disfrutar de la majestuosidad de los volcanes de más de 5.000 metros de altura, pertenecientes a la gran Cordillera de los Andes.

Uno de ellos es el volcán Cotopaxi, ubicado en la provincia que lleva su mismo nombre. A faldas de este imponente glaciar se encuentra la parroquia de San Francisco de Mulaló, población que posee diversos atractivos turísticos, como el Cerro de Callo, la planada de Santa Bárbara y la afamada Piedra Chilintosa.

Para llegar al gigante rocoso los turistas pueden partir desde el parque central de la localidad hasta el lugar. Toma alrededor de cinco minutos en auto y caminando un lapso de 15 minutos, está localizado en el barrio San Ramón.

Existen varios relatos sobre la aparición de esta piedra en el lugar. Mario Rocha, presidente de la Junta Parroquial, afirma que una versión señala que la piedra salió volando por el cráter. La otra sostiene que ésta bajó rodando desde su cráter.

"En esta zona existía una hacienda, la cual se destruyó a raíz de la erupción, entonces se dice que una vez que quedó tapada en esta hacienda, se comenzaron a escuchar diversos sonidos como llantos, susurros que provenían de la piedra y por esta razón la población decidió ponerle el nombre de Piedra Chilintosa, que quiere decir 'que hace ruido'", manifestó Rocha.

 John Ramírez, vocal del GAD provincial de Mulaló, indica que esta inmensa roca de decenas de toneladas, fue objeto de la atención de un pintor de la década de los años 30 quien plasmó en la mole la imagen de la Virgen de la Merced, por lo que es visitado constantemente por creyentes.

"La gente que acude a este lugar por fe y adoración a la virgen. Algunos de ellos afirman que han recibido milagros por parte de esta imagen", destacó.

Emprendimientos

Pero Mulaló no solo es conocido por este atractivo turístico, existen otros factores que lo hacen importantes como el sector ganadero, así como sus varios emprendimientos que sus habitantes han en el ámbito productivo.

Actividades como la elaboración de café de haba, quesos frescos, yogur y cultivos de flores se transformaron en pequeñas industrias que, en los últimos 10 años, se posicionaron y que ahora se proyectan a los mercados de las principales provincias de Ecuador como Guayas, Pichincha, Azuay, Tungurahua, Chimborazo, etc. así como al exterior.

El presidente de la Junta Parroquial destaca que el café de haba es una fuente de vitaminas y no contiene sustancias dañinas para el ser humano. Además, tiene el 4% de fibra dietética por lo que es saludable, destacó.

"La fabricación se realiza en el primer y segundo pisos de mi casa, donde también hay una panadería y una tienda de abarrotes". La vivienda es humilde y se halla en la parte central de la parroquia. “Aquí todos tenemos varios oficios, pero los emprendimientos son los que han llamado la atención de los mulaleños", detalló Rocha.

sectorganaderomulalo

El sector ganadero, así como los emprendimientos, son parte de la actividad productiva de Mulaló.  Foto: Micaela Ayala/Andes


La feria más antigua

Viajando hacia el sur del país nos encontramos con otro de los sitios turísticos que Ecuador posee, la Parroquia San Antonio de Quisapincha, ubicado en la provincia de Tungurahua, donde se elabora todo tipo de prendas de vestir hechas en cuero.

Esta parroquia rural se encuentra ubicada al suroccidente de la ciudad de Ambato. Está a tres mil metros sobre el nivel del mar, tiene un clima templado y frío de 12 grados centígrados. Cuenta con un gran potencial turístico por sus escenarios naturales aptos para el ecoturismo.

Quisapincha cuya palabra procede de los vocablos quimsa: tres, y punlla: día, y fue nombrada así porque tres días era el tiempo que se demoraba en llegar desde la capital hasta el lugar, se fundó como parroquia eclesiástica en 1653 y en mayo de 1861 fue elevada a la categoría de parroquia civil. Esto la convierte en el asentamiento más antiguo de Tungurahua y por ende en sede del evento comercial más tradicional de la provincia y región.

Diego Lema, habitante de este lugar, destaca que la mayoría de comerciantes que allí laboran han heredado esta ocupación de sus abuelos y padres. "Los ambateños somos conocidos en el país por la habilidad de comerciar de los quisapinchanos, quienes en décadas pasadas salían a ofertar diferentes mercancías en la capital y cantones del Litoral”, afirmó.

Ya en el tema de producción, en su plaza central se encuentra la feria del cuero donde turistas nacionales y extranjeros pueden encontrar productos como: chompas, billeteras, botas, sombreros y guantes.
 
"Esta feria, que es la más antigua de Tungurahua, inició con la producción de chompas de cuero, pero al pasar los años se elaboraron otros productos como carteras, guantes, zapatos, sombreros, botas, entre otros artículos. Por esta razón es que cientos de visitantes nos han visitado, tanto nacionales como extranjeros, llegan inclusive de la India, Alemania, y del África", recalcó David Eugenio, quien es presidente de la Asociación Artesanal de Cueros y Afines Quinsapincha, entidad que tiene 15 años de vida.

comerciantecueroquinsapincha

David Eugenio, presidente de la Asociación Artesanal de Quinsapincha, espera un incremento de turistas a la feria del cuero. Foto: Micaela Ayala/Andes

Pese a la fama del lugar, los mercaderes hacen grandes esfuerzos por promocionar la feria, pues la situación económica que atraviesa el país, así como la devaluación de las monedas de naciones vecinas han afectado la producción local desde hace varios meses.

"Aquí el visitante puede encontrar productos desde un dólar hasta 50 o 60 dólares, con materiales de muy buena calidad, confeccionados muy profesionalmente de diferentes tamaños y colores", destacó David Eugenio.

De su lado, Elena Carriel, quien es comerciante de carteras de cueros, señala que el turismo en el sector ha disminuido, por lo que hizo una invitación a los turistas para que visiten este rincón ecuatoriano.

"Si bien Quisapincha forma parte de las rutas turísticas de Ambato y Tungurahua, es importante posicionar nuestra producción a escala nacional, pues la depreciación del peso colombiano y el sol peruano provocó una masiva fuga de clientes”, manifestó.

vds/gc

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: