Uruguayo Almada afirma que Barcelona le jugará de "igual a igual" al Palmeiras de Brasil

El estratega uruguayo del Barcelona de Guayaquil, Guillermo Almada, aseguró no tener temor de enfrentar al Palmeiras de Brasil, en los octavos de final de la Copa Libertadores. Foto: API

Guayaquil, 19 jun (Andes).- El Barcelona de Guayaquil busca hacer historia en la actual edición de la Copa Libertadores,  pero para ello primero deberá superar al Palmeiras de Brasil en los octavos de final, instancia a la que accedió por última vez hace 13 años.

Su entrenador, el uruguayo Guillermo Almada, en una entrevista con el programa ‘Embajadores del Gol’ de Uruguay, se refirió a lo “complicado” que será enfrentar el Palmeiras, pero confía en que su equipo pueda avanzar en este certamen.

“Llegábamos (a la Libertadores) como la cenicienta del grupo y sin embargo fuimos los primeros en clasificar a octavos. Palmeiras es difícil, muy complicado, pero lo vamos a salir a buscar el partido siendo protagonistas”, manifestó el DT uruguayo.

Y es que el estratega ‘charrúa’ dice no tener temor de enfrentar al equipo brasileño, pues en la fase de grupos su equipo pudo derrotar de visita al Botafogo.

“Botafogo no es el típico equipo brasileño con gran dominio de pelota, nosotros le sacamos la pelota y la manejamos muy bien. A nosotros de local Botafogo nos empató sobre la hora y de visitantes les ganamos dos a cero y pudo ser más amplio el marcador”.

Sobre el torneo ecuatoriano de fútbol, Almada reconoció la gran campaña que realiza el actual puntero, Delfín, aunque aún no da por perdida la primera etapa. Barcelona tiene cinco duelos por delante, dos de ellos aplazados (ante Liga de Quito y Emelec).

“Nosotros estamos a seis puntos del líder que es Delfín, de gran campaña del Topo Sanguinetti, pero tenemos dos partidos menos”, sostuvo.

El Barcelona de Guayaquil, que clasificó a los octavos de final de la Libertadores tras ubicarse en la segunda casilla del Grupo 1 con 10 unidades, deberá sortera al Palmerias el 5 de julio en Guayaquil y el 9 de agosto en Sao Paulo.

La última vez que los ecuatorianos clasificaron a los octavos de final, se dio en la edición de la Copa Libertadores de 2004, cuando le tocó enfrentar al Once Caldas de Colombia, equipo que dejó en el camino a los ‘amarillos’ y que al final se consagró campeón de este torneo.

dp/gc