En Guayaquil activistas de los Derechos Humanos cumplieron la quinta jornada contra el sicariato

La marcha contra el sicariato recorrió la avenida 9 de Octubre de Guayaquil. Foto/ Danny Mera-Agencia Andes

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH) del Ecuador y cuatro organizaciones afines, realizaron hoy la "Quinta Jornada Contra el Sicariato".

La actividad se cumple todos los 27 de abril desde el 2007, tras el asesinato de la socióloga Soledad Rodríguez León, en ese entonces directora de la Penitenciaría del Litoral, en la ciudad costera de Guayaquil.

Amanda Arboleda, hija de Rodríguez, ex asambleísta y representantre de la fundación que lleva el nombre de su progenitora, hizo un llamado a la sociedad para que exija a las autoridades planes de educación y combate contra la delincuencia que disminuyan los índices de violencia.

"Estamos viendo que el sicariato ha tomado cuerpo, pese al trabajo del Estado. Lamentablemente, en las propias instituciones hemos visto que existen delincuentes y si eso ocurre que podemos esperar de afuera", manifestó Arboleda.

Arboleda aplaudío los esfuerzos de la ciudadanía en presionar la tipificación del delito en el nuevo código integral que analiza la asamblea, pese a la existencia de una sanción en las actuales leyes cuando se mata por encargo. "Pero más que el endurecimiento de las penas, debemos seguir emprendiendo una depuración real del aparato de justicia del país y de la Policía".

Actualment, el Código Penal ecuatoriano, sanciona el asesinato por encargo con 25 años de reclusión mayor, mientras que la propuesta actual, tipifica el delito como sicariato e incrementa la pena a 28 años de reclusión. 

Billy Navarrete, secretario ejecutivo del CPDH, destacó los esfuerzos de la Policía para combatir el crimen organizado, pese a las actuaciones irregulares de algunos jueces. "La Policía a demostrado que es capaz y profesional en su labor, pero esa capacidad debe estar acompañada de un trabajo en conjunto con la Fiscalía y los jueces". 

Navarrete cree que la intervención de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el hampa organizada es producto de la presión social y no de un plan antidelictivo serio. El activista de los derechos humanos respalda la anunciada preparación de 4.000 militares en inteligencia antidelictiva, pero se muestra escéptico de que sea efectiva.  "Lamentablemente la medida ha sido tomada varias veces y no ha dado resultado, sin embargo, solo nos queda respaldar la decisión gubernamental, esta vez con la anunciada preparación.

En la jornada de protesta contra el sicariato también participaron la Defensoría del Pueblo, Foro Urbano y la Fundación Tierra y Vida. A esta última pertenecía Marlon Lozano Yulán, quien fue asesinado por sicarios en marzo de 2011. Los activistas sociales recorrieron la avenida 9 de Octubre desde El Malecón 2000 hasta el parque Centenario.

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).