Rezagos machistas impiden el crecimiento del fútbol femenino en Ecuador

Jugadoras buscan crear el campeonato de fútbol femenino. Foto: Luis Astudillo/Andes.

Quito, 08 mar (Andes).- Desde hace más de 20 años, la FIFA organiza el Campeonato Mundial Femenino de Fútbol, pero Ecuador ha estado ausente. El país aún no cuenta con una liga profesional de fútbol femenino por falta de apoyo y por “rezagos machistas”, según las involucradas.

Jeny Herrera es la primera y la única mujer en obtener el título de director técnico en el país. En el 2009 siguió el curso de la Federación Ecuatoriana de Fútbol junto a 257 varones que buscaban la misma distinción. Alcanzó su sueño y ahora lucha por el crecimiento de las mujeres en esta disciplina.

El fútbol femenino se practica de forma amateur en el país. Las seleccionadas de cada provincia participan en torneos nacionales, organizados por el Ministerio del Deporte. Las universidades también impulsan la práctica del “deporte rey” y, en cada barrio, los equipos femeninos marcan la diferencia. 

Sin embargo, para Jeny, Ecuador debe contar con una liga profesional de fútbol femenino en el que participen los clubes del torneo. “La FIFA dice que todo país debe tener un torneo femenino profesional, pero en Ecuador es inexistente”, dijo la DT.

“Uno de mis anhelos es oficializar el fútbol profesional femenino con proyectos y buscando financiamiento”, manifestó. Ella recordó que en el 2005 viajaron a Guayaquil para presentar el proyecto que fue aceptado. Pero en 2006, cuando debía iniciar el torneo femenino, se hizo un campeonato zonal. “Todo fue improvisado, no invirtieron nada.

La entrenadora lamenta que para la Copa Libertadores Femenina asista un equipo con jugadoras de varias selecciones provinciales para representar al campeón del torneo masculino. El año pasado, por ejemplo, Deportivo Quito logró el título masculino y un improvisado equipo femenino vistió sus colores en el torneo. “Entrenan a las chicas dos meses antes, nada programado”, dijo.

Para Jeny existe un rechazo al fútbol femenino y falta de apoyo económico. “Si no existiera esa diferencia se pusiera de parte, se destinarían recursos. Hay talento para jugar un campeonato nacional. El fútbol femenino, bien jugado técnicamente, es muy atractivo y enamora a todo el mundo”, señaló.

La DT Jeny Herrera da indicaciones a Micaela Arroyo, de 7 años. Foto: Luis Astudillo/Andes.

El fútbol y el machismo

Jeny Herrera recuerda que el fútbol femenino tomó fuerza en 1996 cuando las ligas barriales obligaron a los equipos masculinos a inscribir a un equipo femenino. “Los hombres llevaban a sus esposas, amigas, novias, hermanas y así no supieran jugar se creó el campeonato. Empezamos a destacar algunas”, recordó.

La situación de la mujer, recuerda, era complicada. “Eras un bicho raro por jugar fútbol, empecé a sentir rechazo machista cuando empecé a sobresalir”, comentó. Recuerda que los jóvenes del barrio le decían que juega “mejor que un hombre” y para Jeny, el que la comparen ya es una “agresión psicológica”.

Paola Ruales, mamá de dos de las jugadoras que Jeny dirige, comentó que sus hijas son felices practicando este deporte y que les beneficia en su crecimiento. “Ya se rompió esa diferencia en la actualidad, aunque todavía hay personas que nos dicen que no pongamos a nuestras hijas en ese deporte”, contó.

Paulina Salgado practica el fútbol desde el colegio, aunque no tuvo la oportunidad de ingresar a una selección. Sin embargo manifiesta que el jugar fútbol no le quita feminidad. “En pleno siglo XXI se mantiene ese rechazo al fútbol femenino, pero lo que no entienden es que la práctica del deporte no tiene género”, dijo.

Durante un seminario de fútbol femenino que se organiza en Guayaquil, el secretario de la Ecuafútbol, Francisco Acosta, señaló que se debe realizar el campeonato nacional para este año. Este sábado se desarrollará el Festival de Fútbol Femenino, como iniciativa para dar el puntapié inicial al crecimiento de esta disciplina.

Comentarios

<p>En la actualidad &nbsp;como todo se contamina, en este caso la política también esta en la globalización, es lo que los ecuatorianos debemos tener muy en cuenta hoy por hoy la venta de productos políticos en el mercado mundial es ta de moda fijense ustedes en el FEMINISMO es un producto que lo han vendido muy bien en ESPAÑA Y ahora lo quieren vender en ECUADOR, yo no digo que no se proteja a la mujer,pero dentro de este producto el feminismo que viene de paises del norte de Europa, ataca especialmente al genero masculino,que desde luego hay orangutanes que tratan mal a las mujeres y que por eso no se debe atacar al másculino en general, los deportes y las actividades sociales estan estipuladas y por que el géneero femenino tiene que escojer actividades deportivas totalmente másculinas futbol, box,etc... por que no hacen actividades femeninas con lo que sería maravillosa como maravilloso es &nbsp;un ballet,patinaje,natación ritmica,danza etc...por eso deberían luchar le llamado feminismo,pero como digo esto es mercado de productos políticos en la globalización y hay que ganar mercado sin importar laas consecuencias,divorcios destruccion familiar,desestructuración social etc..</p>

<p>Las actividades en las que se requiere dureza física siempre han sido características en el género masculino por su propia naturaleza y es algo que, por naturaleza la mujer admira. A los hombres en general tanto como a las mujeres nos gusta tener nuestro propio espacio que es el que nos identifica y de cierta manera nos sentimos invadidos cuando el otro género quiere hacer lo que consideramos esclusivamente nuestro. Es sumamente desagradable que cuando un criterio que por el hecho de ser de un hombre, se nos tache de machistas como si se tratara de una agresión a la mujer. ¿ Por qué cuando un hombre es discriminado por una mujer no es noticia o criticado por lo menos? "Al fin y al cabo somos hombres" (dicho popular) y por ello debemos aguantar todo?. Como dice Paulina "en pleno siglo XXI". La discriminación es violencia, por lo tanto, LA VIOLENCIA NO TIENE GÉNERO.</p>

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).