Doris Soliz: El apoyo al Gobierno se debe a que honra los derechos de los trabajadores

Foto: Presidencia del Ecuador

Quito, 02 may. (Andes).- La ministra de Inclusión Económica y Social, Doris Soliz, otorgó una entrevista a la Agencia Andes momentos antes del arribo de los trabajadores que marcharon a la Plaza de la Independencia este 1º de mayo.

Sus respuestas dan una suerte de análisis de la jornada vivida en el día del Trabajo, especialmente en cuanto a su perspectiva del surgimiento de un nuevo sindicalismo que introduce en sus postulados la calidad y la eficiencia para el servicio público.

¿Qué impresión tiene sobre las manifestaciones de este día?

Un día de justo y sentido homenaje a los trabajadores y sus derechos. El apoyo al gobierno se debe a que este honra esos derechos y esa filosofía de que el trabajo esté sobre el capital, lo que queda claro con la política de salario digno, el derecho a la seguridad social como un mandato a los empleadores, la recuperación del trabajo para las empleadas domésticas y repensar las utilidades que no se paguen hasta que no se cumpla con el trabajo digno y un nuevo régimen laboral con un ministerio que vigila el cumplimiento de los derechos, las escalas laborales más justas, salarios del sector público,

¿Qué ha hecho la cartera de Inclusión por los trabajadores?

Reducir el trabajo infantil, que es un esfuerzo junto con el ministerio de trabajo; apuntamos a nivel general, en bananeras, donde más gravemente se explota a los niños. Fortalecemos las labores de las mujeres trabajadoras creando centros infantiles de desarrollo integral, que es un apoyo y la gran línea de la economía popular y solidaria, que impulsa los emprendimientos de pequeñas asociaciones, familias y ahora ofrece créditos, asistencia técnica y capacitación.

¿Cuál considera que es un ejemplo emblemático en esta temática?

El proyecto Hilando el Desarrollo, donde 900 talleres artesanales proveen el 100% de los uniformes escolares para las escuelas públicas, con un volumen de 16 millones de dólares y más de 4.000 empleos. Antes se hubiera contratado a dos grandes empresas y hoy esta conexión de la parte pública con Hilando el Desarrollo tiene un impacto importante. Vamos a ir más allá con este proyecto, para que confeccionen el menaje de hospitales, uniformes militares, todo lo que podamos hacer con economía popular y solidaria lo haremos así. Al menos el 3% de la compra pública será con economía popular y solidaria.

En el ámbito político, ¿a qué atribuye que algunas dirigencias sociales no rescaten estos avances?

Son dirigencias que se sienten golpeadas por la política del Gobierno, se han quedado sin piso en algunos casos, como el Movimiento Popular Democrático, la Unión Nacional de Educadores entre otros organismos que no han sido capaces de conectar con el bien común y siguen defendiendo espacios corporativos.

¿Surgen alternativas a esos gremios?

Por supuesto, hay un nuevo sindicalismo que está surgiendo y quienes somos militantes sociales vemos que no solo está pensando en los intereses coroporativos sino en la calidad del servicio público que tenemos que dar. Se critica la desvinculación que se ha dado de trabajadores del servicio púbico, pero eso es un contrasentido de quienes se dicen luchadores sociales, porque todos sabíamos que había que luchar contra ese viejo Estado, el Gobierno lo ha hecho garantizando liquidaciones dignas a esos trabajadores.

No se habla de que, en cambio, se han vinculado miles de jóvenes con otro nivel de formación y con otro concepto del servicio público; son miles de personas y técnicos pertenecientes al pueblo afro e indígenas que se están integrando con nuevas oportunidades. No es un ejercicio meramente técnico ni tecnocrático, estos cambios nacen con las organizaciones y son perfectibles, pero estamos cumpliendo los preceptos por los que estamos luchando. / LP

 

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).