Control de precios de alimentos populares frenará la especulación

Los mayoristas del mercado del Terminal de Transferencia de Víveres de Guayaquil deberán acatar los precios referenciales que fijará un tope al valor que pueden comercializar. Foto: Víctor Hugo Asencio/Andes

Guayaquil, 28 de feb (Andes).- El incremento de los precios de los víveres sin motivo alguno es la costumbre de los mayoristas de los mercados de transferencias, quienes junto a los intermediarios deciden elevar el costo de la papa, cebolla, fréjol…, lo que deseen. La acción responde a la necesidad o la “oportunidad” de hacerlo.

Por ejemplo: si en la zona del cantón Achupallas (provincia del Chimborazo -en el centroandino del país-) llueve tres días, los agricultores se abstienen a cosechar la papa, porque sale lodosa, mojada y se pudre con rapidez. Es en ese corto tiempo que ellos (mayoristas o intermediarios) argumentan escasez del producto y de inmediato elevan su precio a beneficio propio, pero afectando a toda una ciudad.

El gobierno busca poner fin a este proceder que conlleva a la especulación de productos que sin motivo aparente, de un día a otro, registran casi al doble de su valor. Para este fin, el pasado 22 de febrero fue expedido el decreto 3414 que crea una política de precios para el control de la especulación de productos agroalimentarios en 46 artículos.

Javier Mora, mayorista del Terminal de Transferencia de Víveres (TTV) de Guayaquil, justifica el incremento debido a que cuando en el lugar no hay papa, el precio se dispara. Él mostró el caso del quintal de papa de la zona de Alausí. “Hoy está en 7 dólares  por su abundancia. Sin embargo, cuando escasea es comercializado en 16 dólares que es el mismo valor que tiene el quintal de papa superchola, no depende de nosotros”.

La decisión está tomada y ya los técnicos de los ministerios de Agricultura e Industria levantan la información necesaria para presentar los precios referenciales que muestran el valor máximo en que puede ser comercializado cada uno de los 46 artículos sujetos a control.

Plazo

Según el decreto tienen un plazo de 90 días para presentar los valores, basados en la media de los precios históricos del artículo.

José Quricama, mayorista del TTV, reiteró su desacuerdo con la disposición. Sin embargo, aceptó su acatamiento, debido a que las leyes hay que cumplirlas y es una disposición que exige la Intendencia de Policía.

El presidente de la República, Rafael Correa, señaló que el decreto tendrá una vigencia permanente. "Nos vamos a centrar en determinados artículos que sí se pueden controlar. Esos 46 productos sí se lo puede hacer y es respuesta a problemas concretos de que se estaba especulando. Permanecerá vigente hasta que cambie el comportamiento de ciertos agentes económicos, ciertos comerciantes que estaban acostumbrado a especular haciendo un gran daño a la ciudadanía".

Los precios referenciales de cada uno de los productos serán modificados mensualmente y publicados dentro de los primeros 5 días de cada mes. La información de los precios serán expuestos por los administradores de los mercados a nivel de mayoristas o terminales de transferencia.

Eduardo Amador, administrador del TTV de Guayaquil, dijo que en la terminal que dirige ingresan diariamente 8.000 camionetas que vienen a comprar el producto al por mayor. Ellos son los propietarios de tiendas, centros de abastos, restaurantes o quien desee adquirir al por mayor.

Dijo que la medida del Primer Mandatario debe ser acatada, pues ya hay una normativa que obliga a publicar los precios de los productos en lugares visibles y eso se hace en la TTV, también con los 46 productos sujetos a control.

La ciudadanía evidenció su apoyo de forma unánime a la decisión de frenar el alza de precios. “Los Tenderos siempre culpan a los mayoristas, puede ser que sí, pero esta vez queremos ver qué argumentos ponen para elevarlos desmedidamente", dijo Ana Vinces, casera, quien ayer realizaba compras en el mercado Central.

Este criterio es compartido por Humberto Andrade, casero, quien asegura que la medida debió haber sido implementada desde hace décadas por la inconciencia de los propietarios de tiendas y centros de abastos de elevar el valor por sus necesidades.

“En la tienda que hay en la esquina de mi casa, la libra de cebolla se la vende a 25 centavos, pero la que está a la vuelta en 45 centavos. ¿Cuál es ahora la razón?. Por eso creo que los entes encargados del control tendrán argumentos para clausurar a estos especuladores que hay también en las tiendas de barrio”, dijo.

La gobernadora del Guayas, Viviana Bonilla, precisó que el control lo ejercerán las Intendencias y Comisarías de Policía. Los infractores recibirán la clausura del local entre 7, 14 y 30 días. En cada imposición de los sellos deberá cancelar una multa de 100 dólares.

Los productos que serán sujetos a control son:

-          Arroz flor

-          Avena

-          Carne de res con hueso

-          Car de res molida

-          Carne de res sin hueso

-          Carne de cerdo con hueso

-          Costilla de cerdo

-          Presa de pollo

-          Pollo entero

-          Leche

-          Huevos de gallina

-          Limón

-          Mandarina

-          Maracuya

-          Naranja

-          Naranjilla

-          Guineo

-          Melón

-          Papaya

-          Piña

-          Plátano maduro

-          Plátano verde

-          Sandía

-          Aguacate

-          Mora

-          Uva

-          Manzana

-          Tomate de árbol

-          Brocoli

-          Col

-          Lechuga

-          Ajo

-          Cebolla blanca

-          Cebolla Paiteña

-          Pimiento

-          Tomate riñón

-          Arverja tierna

-          Choclos

-          Frejol tierno

-          Habas tiernas

-          Fréjol seco

-          Papa superchola

-          Melloco

-          Yuca

Añadir nuevo comentario

Los comentarios publicados aquí son responsabilidad de quien los emite; la Agencia Andes implementa un mecanismo de auto regulación y puede decidir no publicar comentarios que lesionen los derechos consagrados en la Constitución y la Ley. (Ley de Comunicación, Art. 20).