Síguenos:

Mercado laboral informal influye en explotación a migrantes irregulares: expertos

15 de Mayo de 2018 - 16:00
Las opciones de empleo para los jóvenes también son importantes en la región sostuvieron representantes en el Foro
Foto: Twitter Ministerio de Trabajo

El Encuentro Regional sobre Movilidad Laboral y Empleo Joven: los retos del trabajo decente en un mundo globalizado, sesiona hasta mañana en Quito.

Quito, 15 may (Andes).- Expertos e integrantes de organizaciones como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) analizan desde este martes Ecuador los mecanismos para mejorar la inserción laboral de los jóvenes y de los migrantes.

El debate tiene lugar en el Encuentro Regional sobre Movilidad Laboral y Empleo Joven: los retos del trabajo decente en un mundo globalizado, que sesiona hasta mañana.

Los ponentes coincidieron en la necesidad de aunar esfuerzos en la región iberoamericana ante la migración internacional y señalaron que el mercado laboral informal influye en la explotación de que son objetos los migrantes, muchas veces sometidos por la condición de irregularidad en que se encuentran en los países a donde llegan.

Entre los participantes, Ricardo Cordero, Especialista Regional en Migración Laboral y Desarrollo Humano de la OIM, indicó que no necesariamente todas las personas pueden migrar de manera ordenada, y que actualmente existen muchas mujeres que dejan sus países  para buscar oportunidades laborales en otras naciones.

Además que existen migrantes en situación irregular que se incorporan en el mercado laboral informal. “Muchos trabajadores migran cruzan las fronteras sin ningún papel, sin pasaportes y terminan siendo explotados” destacó. 

Dijo que cada país debe garantizar que se cree empleo decente para promover el desarrollo nacional, sin embargo,  explicó que de forma ordenada, regular y segura debe darse movilidad laboral, por “el potencial que tiene para los trabajadores, migrantes y sector privado en los países de origen y de destino”.

Apuntó que países como Canadá que tiene políticas modernas de movilidad laboral han logrado impactos positivos significativos en el desarrollo nacional.

A su turno, el ministro de Relaciones Exteriores subrogante, José Luis Jácome indicó que los Estados, la academia y la sociedad civil deben comprometerse conjuntamente a prevenir la migración forzosa, la xenofobia y la violencia de género.

Jácome sostuvo que se requiere desarrollar oportunidades laborales para la juventud en la región y también de intercambio estudiantil.

La asambleísta ecuatoriana por los migrantes de EE.UU. y Canadá, Ximena Peña, expresó que el endurecimiento de políticas migratorias en países como Estados Unidos, puede afectar a familias ecuatorianas, por su condición migratoria.  Además que se requiere apoyo financiero para quienes retornan al país.

“Cuando hablamos de inserción laboral no podemos dejar de hablar del tema financiero, de cómo un sistema financiero tiene que velar por la inclusión y democratización de los productos financieros y necesitan oportunidades de financiamiento” remarcó.  

Peña dijo que entre los retos principales de la migración están que sea vea a la movilidad humana como un derecho y que no existan casos de explotación laboral para las personas que migraron a Ecuador desde otras naciones.

Recordó lo ocurrido luego de los atentados a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, cuando cambiaron leyes migratorias y al momento 11 millones de personas se encuentran sin estatus migratorio, pese a que ser casados con personas de ese país, a que tienen hijos estadounidenses, trabajan y pagan impuestos.

Ratificó que debido a casos aislados de violencia en los cuales están involucrados extranjeros, no se puede discriminar a todo un grupo humano.

“Hasta el día de hoy, desde 2001, tenemos familias enteras que son separadas de sus padres, precisamente por ese endurecimiento de esas normas migratorias, esta es una alerta, porque no por el accionar de un grupo de personas podemos estigmatizar a comunidades hermanas que pueden contribuir con esfuerzo al desarrollo del país”, indicó.   

Por su parte, el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, dijo que la movilidad laboral es una realidad difícil en Iberoamérica y abogó porque las necesidades de los migrantes sean atendidas.

“No podemos permitir que a esos migrantes que van llegando, no podemos permitir que se los explote ni se los precarice de manera alguna, darle la espalda a esta realidad solo permitirá que siga ocurriendo”, añadió.

Propuso afrontar con alternativas reales y creativas esta situación, para que no les afecte los derechos de las personas migrantes, entendiendo que serán aporte a los países a los que lleguen.      

Sobre el empleo para los jóvenes, Ledesma aseguró que de los 300.000 desempleados en su país, 188.000 son jóvenes y por ello están las alternativas laborales de empleo pleno, como el denominado teletrabajo.

En otro orden, dijo que no se están llevando a cabo las políticas de empleo con la precisión que se requieren para mejorar la empleabilidad en Iberoamérica.

vr/yp

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: