Síguenos:

Por: César Muñoz A.

Agentes caninos, fieles amigos al servicio de la comunidad (VIDEO)

11 de Mayo de 2018 - 12:31
Escuadra de relaciones públicas y show
Fotos:César Muñoz/Andes

El Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC) de Guayaquil, una “escuela” policial donde se prepara y especializan a los perros con el fin de prestar servicio en las diferentes áreas que tiene la institución del orden.

Guayaquil, 11 may (Andes).- A pesar de la prueba de campo con resultado negativo que se realizó a una carga en el aeropuerto de Guayaquil, Laica, un perro policía, insistía en que las cajas estaban contaminadas, esto alertó a los agentes que luego de realizar un examen de laboratorio confirmaron, que la sustancia encontrada dentro de unas fundas era clorhidrato de cocaína mezclada con cacao. Por esto Laica fue homenajeada en una ceremonia especial.

Laica, pertenece al Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC) de Guayaquil, una “escuela” policial donde se prepara  y especializan a los perros con el fin de prestar servicio en las diferentes áreas que tiene la institución del orden. Son un equipo, especializados en planificar, coordinar, dirigir y ejecutar acciones para prevenir, reprimir y controlar todo tipo de actividades delictivas.

Esta unidad creada en diciembre de 1988 inició sus operaciones en el  antiguo aeropuerto “Mariscal Sucre” de Quito, debido a los resultados logrados en el campo operativo, se les asignó el control   antinarcótico. En febrero del 2010 mediante el Acuerdo Ministerial Nº 701 del Ministerio de Gobierno y Policía fue elevado a la categoría de Centro Regional, sobre la base de 5 ejes: planificación, investigación, enseñanza, evaluación y educación.

Con todas las razas en general se puede realizar un entrenamiento o una labor específica, para lo cual desde  los 8 meses  los cachorros deberán iniciar una formación en base a un proceso de selección muy riguroso que implica pruebas del temperamento, medición de impulsos y carácter, donde se determinara la especialidad en las cuales puedan colaborar.

La socialización es la primera fase dentro de su instrucción. El animal debe aprender a relacionarse con su entorno de manera equilibrada, el ruido, el tráfico, tumultos y conflictos son situaciones que deberá aprender a controlar. Una vez que el guía descubra que elemento pueda utilizar para recompensar los logros del perro llega la fase del adiestramiento.

El tiempo de entrenamiento dependerá de la especialización para la que el perro haya demostrado una mayor aptitud, además de estar dispuesto a trabajar y obedecer las órdenes de su guía. “Una parte importante en la preparación es crear un vínculo con el adiestrador, quien será parte fundamental en la enseñanza, será el encargado de motivarlo, estimularlo y premiarlo”, señaló a Andes el capitán Santiago Gaibor, jefe de la unidad canina del puerto marítimo.

Dentro de los servicios que presta esta Unidad especializada en el entrenamiento de canes se encuentra la Escuadra de canes detectores de droga, donde los canes son entrenados para que mediante el sentido del olfato puedan determinar los objetos contaminados con sustancias ilícitas. Mediante juegos y estímulos aprenden a asociar el olor de alguna sustancia con su juguete, tienen la capacidad de memorizar y reconocer hasta 24 tipos de sustancias diferentes.

Estos canes son altamente especializados en el control de aeronaves, equipajes, procesadores de carga, barcos, contenedores, pasajeros entre otros, uno de sus elemento es Schwars, un pastor alemán negro de 4 años, de descendencia holandesa.

Lleva tres años prestando servicio en la Policía Antinarcóticos de Guayaquil. “Es fuerte, resistente, obediente, siempre está atento y es muy posesivo con su juguete”, así lo describe su guía, con quien está muy acoplado.

Este can se especializa en detectar droga en cargamentos que embarcan o desembarcan en el puerto guayaquileño, utilizando el método pasivo, que consiste en que el animal se sienta frente al lugar donde detecta drogas.

Lea: Perros policías ecuatorianos se retiran con honores y consiguen nuevos hogares (VIDEO)

La Escuadra de Guarda y Defensa es la encargada de brindar seguridad y control de orden público en los espectáculos de mayor concurrencia de personas como conciertos, encuentros futbolísticos, manifestaciones, eventos culturales y artísticos.

Estos perros son cuidadosamente seleccionados, teniendo que pasar un riguroso examen físico, además de demostrar carácter equilibrado, se les entrena tanto en obediencia básica, como en ataque, agilidad y resistencia.

Deben ser perros seguros, que no se asusten, ni se distraigan por estar rodeados de personas extrañas, por ruidos fuertes de la ciudad o por los disparos de armas de fuego. Están preparados para de realizar grandes esfuerzos físicos en cumplimiento de su tarea diaria.

Una forma que la institución tiene para acercarse a la comunidad es mediante la Escuadra de relaciones públicas y show.

Aquí los canes realizan todo un espectáculo: saludan al público, saltan obstáculos, ejecutan piruetas y maniobras interactuando con la gente, demuestran  destreza, habilidad y agilidad canina con ejercicios de obediencia básica, avanzada y a distancia, realizan  actividades individuales arrancando una sonrisa a niños, jóvenes y adultos, generando mayor confianza en pro de la labor de la Institución Policial con la ciudadanía.

Estas funciones se brindan gratuitamente en unidades educativas, instituciones públicas y privadas,  fundaciones y barrios que hacen este requerimiento.

Los canes se han convertido en gran apoyo en múltiples actividades, es por eso que hoy en día en la Policía Nacional del Ecuador su colaboración está al servicio de la sociedad con varios servicios, bajo el lema “Fieles amigos al servicio de la comunidad”.

cm/yp

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: