Síguenos:

Gobierno Abierto: por una democracia más participativa en Ecuador

11 de Junio de 2018 - 08:45
Lo que busca es que los gobiernos, al volverse mucho más transparentes, dan cabida a que la ciudadanía pueda participar de las decisiones de lo público, afirman especialistas.
Fotos: Carlos Rodríguez/Andes

Este modelo de gobernanza abierta tiene como objetivo transparentar la información a la ciudadanía para que esta se integre en los procesos de decisión de un Estado. Además es una herramienta de control social.

Quito, 11 jun (Andes).- Ecuador ha solicitado ser parte de la “Alianza de Gobierno Abierto”, una organización internacional en la que participan más de 70 países y que promueve prácticas de transparencia. 

En su Informe a la Nación el pasado 24 de mayo, el presidente de la República de Ecuador, Lenín Moreno, dio a conocer esta decisión.

“Hemos pedimos ser parte de la Alianza para el Gobierno Abierto, una organización internacional que promueve prácticas de transparencia que beneficiará totalmente a nuestro país”, señaló entonces el Jefe de Estado.

La Alianza para el Gobierno Abierto (AGA), es una iniciativa internacional que impulsa entre sus miembros un modelo de gobernanza basado en los principios de transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana e innovación.

México es señalado como su miembro fundador y Canadá uno de los referentes a nivel mundial en generar mayor información a sus ciudadanos.

Su objetivo principal es buscar, de manera sostenida, que los Gobiernos sean más transparentes, rindan cuentas y mejoren la capacidad de respuesta hacia sus ciudadanos, todo esto para mejorar la eficiencia del gobierno, así como la calidad de los servicios que reciben los habitantes de un país.

Para lograr esto, según la organización, se requiere un cambio de normas y cultura para garantizar un diálogo y colaboración genuinos entre el gobierno y la sociedad civil.

Lea: Ecuador aspira a formar parte del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información

Tres pilares
En entrevista con Andes, el analista Marcelo Espinel, miembro de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, precisó que el Gobierno Abierto es un nuevo modelo de gestión pública que se aplica en varios países del mundo y se enfoca en tres pilares: transparencia, participación y colaboración.

“Lo que busca es que los Gobiernos, al volverse mucho más transparentes, den cabida a que la ciudadanía pueda participar de las decisiones de lo público, pero aquí se abre un nuevo eje que es la colaboración, es decir que los ciudadanos al tener la información y al poder participar son activos en la toma de decisiones”, apuntó.

El experto señaló que con esta práctica se ahorran recursos en las administraciones públicas, ya que se toma en cuenta el conocimiento que pueden tener los ciudadanos, la academia, o los gremios sindicales, mientras los gobernantes ganan mayor legitimidad.

Marcelo Espinel analista Gobierno AbiertoPara Marcelo Espinel, miembro de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, afirma que el Gobierno Abierto
es nuevo modelo de gestión pública.  Foto: Cortesía.

OGP en la región
Según el portal de la Alianza para los Gobierno Abierto o Open Government Partnership, (en idioma inglés), más de 500 millones de personas, o 86% de la población de América Latina ya vive en un país que se ha sumado a esta iniciativa y por eso América Latina se está volviendo un líder global en gobierno abierto, con experiencia que puede compartir dentro y fuera de la región.

Actualmente solo tres países de Sudamérica no son parte de la Alianza: Venezuela, Ecuador y Bolivia.

“Se afirmaba que no era de interés y que ser parte de este tipo de organismos afectaba a la soberanía, algo que no es cierto. Actualmente el presidente Moreno da una muy buena muestra al señalar que Ecuador ha solicitado ser parte de la Alianza. De esta manera se abren oportunidades para todos”, explicó a esta agencia de noticias el analista Espinel.

En Sudamérica destacan los casos de Brasil y Chile.

El portal brasileño de “Datos Abiertos” lanzado por el Ministerio de Planeamiento de ese país agrega 82 conjuntos de datos públicos entre estadísticos e institucionales que antes estaban dispersos por la Red.

Este portal permite a los ciudadanos sugerir otros datos que les gustaría que fuesen abiertos y colaborar con sus propuestas a definir nuevas iniciativas.

En tanto, la fundación chilena “Ciudadano Inteligente” se presenta en internet como una herramienta tecnológica de transparencia y participación cuya labor consiste en investigar y desarrollar tecnología web para poder presentar conjuntos de datos de forma ordenada a la población.

Lucha contra la corrupción
Carlos Paladines, catedrático del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) de Ecuador y experto en temas de gobernabilidad, manifestó a Andes que el modelo de Gobierno Abierto también da elementos de transparencia, lucha contra la corrupción y la impunidad.

“Por ejemplo, uno de los indicadores principales de Gobiernos Abiertos es que las autoridades nacionales, seccionales, institucionales, es decir los tomadores de decisiones, a través del portal institucional de su sitio web transmitan a la ciudadanía sus declaraciones de bienes", precisó.

Explicó que con ello los ciudadanos pueden conocer cómo las autoridades llegan a ocupar los espacios públicos. "De igual manera, cuando ellos se retiran, poder observar si hay transparencia y honestidad en su gestión”, apuntó.


Los ciudadanos podran ser parte de lo público en el Gobierno Abierto
Ofrecer toda la información necesaria para que las personas puedan forjar su propia opinión y sugerir modificaciones que sean tenidas en cuenta, es parte del modelo de Gobierno Abierto. Foto: Cortesía

El catedrático expresó que otro elemento clave del sistema es difundir los presupuestos institucionales y del Gobierno central, para conocer en qué se invierten todos los recursos públicos y tener la posibilidad de consultar, e incluso de demandar, cuando se observe que estos no han tenido los destinos que el reglamento jurídico lo establece.

“En este sentido es muy grato escuchar que desde la máxima autoridad del Gobierno Nacional se está propendiendo el incorporarse en esta dinámica que los países van generando y que permiten fortalecer la democracia de los mismos”, señaló.

Paladines destacó que el tema de Gobiernos Abiertos no es exclusivo del poder central y precisó que existen algunos Gobiernos seccionales que han dado pasos muy importantes hacia estos objetivos.

Un ejemplo es el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, que ha iniciado este proceso donde se observan dinámicas con la actuación ciudadana y principalmente con las secretarias que integran este organismo.

“Otra entidad que se encuentra inmersa es el Gobierno Provincial de Imbabura, que está avanzando en difundir información que tienen bajo su responsabilidad para inmiscuir al ciudadano en la vida pública y en la toma de decisiones concernientes a su desarrollo", añadió.

Lea: Ecuador lanza sistema de inteligencia comercial SICOM

Mayor transparencia
La ciudadana Martha Armijos, quien es odontóloga de profesión, consideró en declaraciones a Andes que con este sistema se conocerá con mayor precisión cómo sus impuestos son utilizados en la mejora de la sociedad, así como también le permitirá dar su opinión respecto a temas fundamentales del país.

“Queremos un Gobierno que dialogue con sus ciudadanos, que se acuerde de ellos durante su mandato y no solo durante las elecciones", indicó.

Señaló que su aspiración ciudadana es que les informe de sus acciones, les escuche y tenga en cuenta sus necesidades y sugerencias y que este sea Gobierno que suponga un auténtico canal para hacer realidad las demandas de la población.

"Un gobierno que indique como se manejan los recursos de sus habitantes, eso es lo que queremos los ecuatorianos”, apuntó.

De igual manera, Marco Briones, oriundo de Manabí y profesor de la cátedra de matemáticas en un colegio de Quito, expuso a esta agencia que este modelo se debe superar la relación tradicional entre Gobierno y ciudadanos.

“Creo que esta nueva visión no es una simple mejora de los canales de comunicación, sino que debe fomentar la máxima transparencia, colaboración y apertura de la participación ciudadana a todos los procesos de decisión y control", aseveró.

Además, en su opinión debe ser "una nueva forma de superar la relación tradicional entre Gobierno y ciudadanos que se sustenta en las nuevas tecnologías y en el libre acceso a la información generada por la Administración”.

vds/yp

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: