Red contra la violencia de niños y adolescentes trabajará en Quito

10 de Julio de 2018 - 14:10
La Red contra la violencia empezó a funcionar desde este martes.
Foto: Twitter Corape

Esta red está conformada por nueve organizaciones sociales, instituciones estatales como el Ministerio de Inclusión Económica y Social y el Ministerio de Educación, así como personas particulares que creen en una vida libre de violencia.

Quito, 10 jul (Andes).- La Red contra la violencia a niñas, niños y adolescentes de Quito fue presentada este martes como un espacio ciudadano, flexible y democrático que permite que los ciudadanos levanten la voz colectiva contra ese flagelo.

Sus mentalizadores aseguraron que buscan  sumar esfuerzos para prevenir, atender y erradicar los casos de violencia  en la capital ecuatoriana.

“Tenemos nueve organizaciones de la sociedad civil, padres de hechos violentos  cuyos hijos han sido víctimas, esperamos contar con  las universidades y academias; pero también tenemos el  apoyo de algunas entidades del estado como el MIES (Ministerio de Inclusión Económica y Social); el Ministerio de Educación y el Consejo de Igualdad Intergeneracional”, señaló a Andes Sybel Martínez, de la Fundación Rescate Escolar.

“Nos hemos trazado cuatro líneas de acción: el diseño e implementación de campañas edu-comunicacionales que nos hacen mucha falta como sociedad; vamos a hacer el monitoreo de casos emblemáticos; garantizar que las denuncias tanto en el administrativo como judicial lleguen a buen término; y vamos a hacer un seguimiento de las políticas públicas en materia de violencia a niños y adolescencia”, aseguró.

El lanzamiento de esta Red se hizo en "La Caleta", una fundación salesiana que ayuda a los chicos de la calle, brindándoles un hogar, ayuda sicológica, educación y alimentación.

Martínez explicó que la Red solo funcionará en Quito debido al incremento de casos que se han dado en la capital ecuatoriana, entre ellos los 117 niños fallecidos víctimas de la violencia; los 37 niños huérfanos tras casos de femicidios y el incremento de las denuncias de maltrato al interior del hogar, de padres a hijos, que pasó pasó de 35% al 44%.

De acuerdo con las estadísticas de esta organización, el 21,4% de los niños y adolescentes ha sufrido algún tipo de abuso y el 80% de estos fueron cometidos dentro del espacio familiar. 

“Seguimos viendo  al castigo físico y sicológico como una forma válida de disciplinar a nuestros niños cuando no debe de ser así”, señaló Martínez.

Lea: Fiscalía de Ecuador recibió 7.534 denuncias de abusos contra menores en tres años

Para Raquel García, de la Fundación Sol de Primavera, esta Red permitirá  actuar en conjunto frente a casos tan complejos como las desapariciones o los femicidios, en donde el actuar de una fundación sola no es tan efectivo.

Su fundación trabaja en procesos integrales con los niños y jóvenes para que no se sientan solos. Estos procesos incluyen ayuda sicológica y un acompañamiento a la familia para que los chicos tengan una inserción social, familiar y laboral.

“Nosotros no trabajamos en procesos de albergue porque creemos que los jóvenes no pueden estar fuera de sus familias. Tenemos procesos de protección cuando sabemos que hay casos de abuso y maltrato intrafamiliar, pero muchas veces es difícil porque los jóvenes no quieren denunciar a sus familias”, señaló García.

“Es importante esta red porque nosotros podemos dialogar. Necesitamos una nueva forma de comunicarnos que nos permita decir que estamos juntos desde nuestras trincheras promoviendo la prevención de la violencia”, añadió.

A las organizaciones y fundaciones también se han unido jóvenes y padres. Tal es el caso de Erick Paredes, estudiante de la Unidad Educativa Réplica Mejía que después de recibir una charla de esta Red en su colegio decidió unirse como voluntario.

“Me parece importante que la red tome los casos y les haga frente, que caiga todo el peso de la ley y no queden en la impunidad. Me parece que este organismo brinda seguridad, les da confianza a los muchachos que si sufren algún caso van a estar ahí para defenderlos”, afirmó a esta agencia.

Paredes recomendó a los menores que  sufren algún tipo de violencia que no se mantengan en silencio.  

“Tienen que hablar, tienen que buscar alguien de confianza que los ayude y que vaya a denunciar el caso porque si uno se queda callado no va a llegar a ningún lado. Va a permanecer en el mismo circulo vicioso de yo no hablo y el me abusa”, finalizó.

dvm/yp

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: